Impotencia masculina

agbar 

impotencia masculina

Solución impotencia masculina (TVA)

 

¿Que la produce?

Diversos estudios precisan que el 75 por ciento de los casos de impotencia tienen su origen en patologías orgánicas y el 25 por ciento restante se debe a problemas psicológicos.

El problema físico generalmente se produce por un bloqueo en la arteria que no permite la entrada del suficiente flujo sanguíneo en el pene como para mantener una erección y que aumenta con el paso del tiempo, o que puede incluso causar la atrofia del músculo debido a la falta de uso".

Las principales causas físicas de la impotencia incluyen la diabetes, los problemas de próstata, el tabaco, el alcohol, la presión sanguínea, los accidentes y la edad, mientras que las causas psicológicas se centran en el estrés, la inseguridad, los antiguos fracasos y una gran variedad de otras circunstancias personales.

Numerosos varones sufren el problema en silencio debido al temor, desconcierto o escepticismo y porque creen, equivocadamente, que el problema está causado por una falta de deseo, cansancio, castigo a la incapacidad de su pareja de estimularle correctamente.

La incapacidad de satisfacer plenamente a la pareja tiende a crear una gran frustración entre ambos, hombre y mujer y la presión de esta frustración la liberan de diferentes maneras, incluyendo la violencia, el alcohol, el juego y otros comportamientos antisociales.

La falta de una vida sexual normal tiene también otros efectos negativos en la salud en general, ya que los que padecen este problema son más propensos a sufrir estrés, dolores y molestias, una lenta respuesta del sistema de inmunidad frente a las enfermedades y mala circulación sanguínea.

Cuando se padece el problema se acusan mas los sentimientos de soledad y depresión para la pareja, y a medida que la frustración va aumentando, se tiende a hacer sentir culpable a la compañera de los distintos problemas familiares y quizás la necesidad de tomar una pareja alternativa.

Se ha efectuado tratamientos con dietas especiales, hierbas y especias, acupuntura y aceites, pero ninguno de ellos es efectivo, mientras que la medicina ha ofrecido prótesis que solo son efectivas en un 30 por ciento y que tienen sus inconvenientes.

Anteriormente, los especialistas aconsejaban la operación de prótesis muy a menudo, debido principalmente a su elevado beneficio económico, pero sin embargo estos aparatos suelen ser rechazados por el cuerpo humano cada dos años.

Tampoco es aconsejable que las causas psicológicas sean tratadas por psiquiatras porque emplean largas y caras consultas de asesoramiento, que muchos no acaban de completar debido a la falta de resultados visibles.
En la actualidad existen clínicas especializadas en impotencia muy buenas y que adaptan la nueva medicación a cada caso en particular y que facilitan también autoinyectores indoloros.

¿Cómo se soluciona?

Las opciones que a continuación se refieren son los métodos terapéuticos disponibles más avanzados en la actualidad en el campo de la impotencia sexual.

1.- Método de erección farmacológica

Este tipo de tratamiento es el más popular par su altísima tasa de eficacia terapéutica, además de presentar otras características:

  • Rapidez: en una semana la disfunción eréctil puede resolverse.

  • Bajo coste relativo.

  • Ajustes individualizados dosis-respuesta
    (duración y grado de erección).

  • Cómodo y de fácil aplicación.

  • Efectos secundarios mínimos

  • Posibilidad de curación total.

Tras una experiencia medico-clínica internacional que se remonta a mas de 10 años en el campo de las impotencias sexuales, donde han sido tratados miles de pacientes, en la mayoría de los casos hemos resuelto su situación con la mayor garantía y eficacia mediante el uso, en diferentes concentraciones (dosis mínima eficaz).

Hasta la fecha, más de 45.000 hombres y sus parejas han confirmado durante estos últimos años el éxito completo de este tratamiento.
Nuestro tratamiento médico con fármacos vasodilatadores, método conocido como Terapia Vasoactiva (T.V.A.). Para ver los honorarios del Dr.Wafik ir al apartado precios.

Si desea recibir un Kit de tratamiento para la impotencia sexual (TVA) rellene el siguiente formulario y envielo al Dr.Wafik a su e-mail: wafik12470@gmail.com. El modo de pago puede ser mediante; transferencia bancaria o contrareembolso (gastos de envio no incluidos en el precio, a cosultar).

autopinj
Con la administración directa, de fácil aplicación, de una mínima cantidad de solución, se provoca una relajación de la musculatura lisa del pene (vasodilatación), lo cual determina un flujo sanguíneo suficiente para proporcionar esa erección potente que antes, por una u otra causa, no era posible.

Las sustancias químicas utilizadas son relajantes musculares que actúan sobre las arterias que irrigan el pene (pequeños vasos con paredes musculares lisas). Esta solución farmacológica relaja las fibras musculares de la pared vascular determinando una vasodilatación (apertura de los vasos) provocando una erección al pasar el flujo suficiente al pene.

Normalmente, tras la eyaculación estos vasos se contraen, interrumpiendo el flujo sanguíneo al pene, lo cual determina la perdida de la erección. Con la utilización de esta solución los vasos permanecen abiertos (dilatados) tras la eyaculación, el flujo sanguíneo continúa, manteniendo con ello la erección. Esta forma de tratamiento es muy segura y efectiva, además de autoaplicable.

Son indicaciones específicas de este tipo de tratamiento todos los casos de impotencia sexual, eyaculación precoz, disminución de la libido, etc.

a) Diagnóstico físico

a.1. Bloqueo arterial

La carencia de una buena erección tras la administración de una primera dosis diagnostica de la solución farmacológica puede indicamos un boqueo o interrupción en el flujo de los vasos que irrigan el pene. Las paredes de los vasos sanguíneos pierden su elasticidad, aumentan su rigidez, comienzan a estenoarse (estrechar su luz) y terminan por obstruirse (bloquearse). Tanto la evaluación de la cantidad de flujo peneal como el grado patológico de compromiso vascular pueden ser cuantificados por técnicas diagnosticas de ultrasonidos con Doppler.

Si el bloqueo permanece sin tratar y llega a ser muy severo, este método farmacológico simple podría perder su efectividad pudiéndose sugerir entonces, como única y última solución, el implante quirúrgico de una prótesis; aunque ocasionalmente pueda llegar a resolverse aumentando las dosis medias estándar de la solución farmacológica.

Podríamos hacer una analogía del bloqueo arterial del pene, como hemos descrito con anterioridad, con el enfermo cardiológico con bloqueo de las arterias coronarias por placas de aterorma (colesterol, grasas) en sus paredes internas, lo que reduce o interrumpe el flujo sanguíneo por las mismas; tras intentar primero como formula resolutiva la dilatación vascular medicamentosa forzada, tras su fracaso se recurre a la intervención quirúrgica, una dilatación provocada por la introducción de una sonda -balón en la arteria coronaria dañada, que tiene la particularidad de inflarse (dilatarse) con posterioridad al introducir en la misma una sustancia liquida o gaseosa; esto provoca una mayor apertura de dicha arteria y el correspondiente aumento proporcional de flujo con una mejoría significativa del rendimiento del órgano - el corazón. Esta técnica, en terminología médica se denomina angioplastia coronaria.

La efectividad de los resultados obtenidos, en cuanto al grado de dilatación y rendimiento del órgano (corazón) con la técnica que hemos comentado a nivel coronario, puede compararse (salvando las lógicas distancias de especificidad de órgano) con el método farmacológico que hemos descrito y que se está utilizando en el bloqueo o interrupción de flujo arterial del pene, con la ventaja que supone, a diferencia del anterior, de un método más simple, no quirúrgico sino farmacológico.

Es muy importante que Ud. este informado de que un bloqueo en los vasos del pene tiene el significado de un síntoma precoz de rigidez arterial generalizada, por lo que si Ud. detectase este síntoma, sería muy conveniente la realización de una revisión general por parte de su médico de cabecera.

Nuestros médicos especialistas le van a proporcionar un tratamiento farmacológico que le ayudara a mantener su erección durante un periodo aproximado de una hora como consecuencia de la dilatación vascular peneana alcanzada. Este tratamiento debe ser utilizado preferiblemente con una frecuencia de una a dos veces par semana mantenido durante un periodo de 2 a 6 meses dependiendo de los casos.

El número de dosis recomendadas para una mejoría significativa, tanto en calidad (erecciones fuertes) como en tiempo (duración del efecto), se determina en aproximadamente 30.

Según los últimos estudios realizados, la gran mayoría de los pacientes, incluyendo aquellos con problemas orgánicos, sometidos al tratamiento de inyección intracavernosos experimentan una mejoría. Un estudio reciente demostró que un 70% de una muestra de 615 pacientes con impotencia orgánica experimentaron una notoria, mejoría o se recuperaron totalmente. Un 15% no lleva a cabo correctamente las instrucciones del tratamiento, por lo que, en términos reales un 80% de los casas respondido satisfactoriamente al tratamiento (American Journal of Urology; Vol. 145, pp. 287-293).

Nuestra experiencia durante los últimos 12 años nos ha demostrado que la mayoría de los pacientes mejoran y son capaces de obtener erecciones espontáneas. Las posibilidades de recuperación están condicionadas al seguimiento de las siguientes puntas:

  • Mantenimiento de una forma de vida normal, a ser posible con estabilidad sexual.

  • Seguimiento preciso del protocolo y de las instrucciones proporcionadas por su médico.

  • Duración adecuada de las erecciones para "ejercitar" adecuadamente el pene y sus arterias.

  • El paciente debe tratar de mantener relaciones sexuales cada vez que utilice la medicación con el fin de recuperar su confianza.

  • Control exhaustivo de factores influyentes como diabetes, tensión arterial, tabaco, alcohol, etc., así como del estado de salud en general.

    Causas orgánicas de la impotencia

Si tras un primer periodo de tratamiento el paciente no experimentara una notoria mejoría, se debe continuar con un segundo periodo de tratamiento para mantener su efectividad en unas condiciones de vida sexual sana, o bien utilizar este tipo de medicación esporádicamente siempre que se quiera mantener relaciones sexuales, debido a alteraciones vasculares casi irreversibles producidas en algunas patologías de evolución severa: diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y otras. Al lograr mantener con este tratamiento farmacológico la regularidad de flujo arterial del pene, y por tanto su erección, va a evitar o retrasar de forma significativa la intervención quirúrgica destinada al implante de una prótesis.

a.2. Fuga venosa

En este caso, las válvulas de las venas del pene tienen un fallo en su cierre por alteración fibro-conectiva de dicha red valvular. Nos puede servir como analogía el ejemplo que supone pretender llenar una bañera con un tapón de desagüe que ajusta mal. Con una erección pobre, o con un tapón de desagüe mal ajustado, no se sentirá satisfecho, no lograría llenar de agua la bañera.

El grado de fuga venosa se suele diagnosticar mediante una exploración con Doppler ultrasónico previa dilatación de los vasos del pene.
La administración de nuestro tratamiento farmacológico, en este caso, puede producir una erección satisfactoria para la realización del acto sexual. La función valvular venosa del pene puede mejorar o incluso ser restaurada alcanzando de dos a tres erecciones potentes par semana, mediante nuestro tratamiento, a lo largo del periodo de algunos meses. Tras este tratamiento, pueden valorarse los resultados y reconsiderar, si la respuesta resulta insatisfactoria, la posibilidad de una intervención quirúrgica vascular dependiendo de la edad y del estado de disfunción del paciente.

b) Diagnóstico psicológico

La reducción o carencia continuada en el tiempo de una erección puede precipitar la presencia de hábitos reflejos indeseables o fobias por "miedo escénico"; miedo a fallar en el acto sexual.

El cuadro de ansiedad así instaurado va a incrementar la producción y liberación de adrenalina, un potente vasoconstrictor arterial que lógicamente reducirá e incluso inhabilitará la erección. Repetidos traumas de este tipo van a reforzar la fobia, lo que determinara como resultado una importante disminución de la autoestima con consecuencias secundarias nefastas en la relación de pareja.

Este problema puede ser resuelto con facilidad y satisfacción con este tipo de tratamiento farmacológico.

c) Diagnóstico neurológico

Los pacientes con enfermedades neurológicas, incluso irreversibles, pueden gozar de una vida sexual satisfactoria con la utilización regular de este tipo de tratamientos farmacológicos.
d) Diagnóstico de eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una alteración física con un componente psicológico subyacente, es decir, un cuadro clínico psicosomático.

La sensibilidad nerviosa del pene está muy aumentada por lo que el dintel necesario para su excitación está muy disminuido. Esto puede ser objetivado a nivel diagnostico mediante un "Biothensiometer Vibration Testing".

La finalidad de este tratamiento es la de reducir la sensibilidad aumentada del pene para, por una parte, asegurar el contacto del pene con la vagina durante un periodo prolongado y, por otra parte, poder aplicar otras técnicas como "la presión de la punta del pene" o "la desviación del pensamiento",

Pueden lograrse erecciones prolongadas con la administración del tratamiento farmacológico manteniéndolas durante bastante tiempo, incluso después de la eyaculación.

Una buena analogía puede ser la de la persona que estrena un par de zapatos; durante cierto tiempo siente dolores en determinadas zonas del pie basta que los mismos se adaptan a esos zapatos. Después, cuando uno se ha acostumbrado, cuando sus pies se han acostumbrado, no sentirá dolores ni caminando sobre superficies blandas.

Lo mismo sucede con el pene, con la administración continuada del tratamiento farmacológico, con erecciones mantenidas aun después de la eyaculación, la sensibilidad del pene disminuye, aumentando al mismo tiempo el dintel necesario para llegar a una excitación que produzca eyaculación; con ello el paciente gana confianza en sí mismo, pierde el miedo a fallar, a no poder satisfacer a su pareja, con el consiguiente aumento de la complacencia mutua.

PLAN DE ACCIÓN

Suele ser necesaria una segunda consulta para:

  • Ajustar la dosis mínima necesaria de forma individualizada con el fin de intentar asegurar erecciones idénticas a lo largo de todo di tratamiento. EI paciente deberá informar en ella a su médico sobre la rigidez alcanzada y sobre su duración.

  • Enseñar al paciente todo lo referente a la técnica de autoinyección.

  • Indicar finalmente al paciente todo lo que respecta a su futura evolución, pronóstico y próximas visitas, proponiendo un plan de tratamiento.

El plan de tratamiento incluye...

  • Posibles reajustes de dosis durante el periodo de tratamiento.
  • Instrucciones par escrito sobre el tratamiento mediante autoinyección.
  • Kit terapéutico: un autoinyector, jeringuillas y toallitas de alcohol en número suficiente.
  • Elaboración de una receta para que pueda retirar el medicamento de la farmacia.

 

pdff

2.- Consejo sexual

Nuestros servicios incluyen el asesoramiento o consejo sexual para el paciente y para su pareja en cuanto a los problemas que puedan tener sobre estrés, problemas de relación, ansiedad, baja autoestima, etc.

En este asesoramiento también se incluye la enseñanza de determinadas técnicas sexuales de aplicación específica en determinados problemas individuales o de pareja.

3.- Método de aspiración del pene

Se basa en la introducción del pene en un aspirador o tubo de ventosa, manual o eléctrico, que ejerce una presión negativa sobre el mismo. Esta presión (vacío) produce una erección para cuyo mantenimiento es necesaria la aplicación de bandas elásticas en la raíz del pene.

Su utilización está prácticamente limitada a fracasos severos del mecanismo corporoveno-oclusivo.

4.- Prótesis del pene u otras técnicas quirúrgicas

Las prótesis de pene se llevan realizando desde hace 25 años e implican la implantación quirúrgica en el pene de una prótesis rígida, semirigida o inflable, de tamaño variable que proporciona una erección.

Esto ha solucionado miles de casos en penes con complicaciones vasculares o de otro tipo, así como en aquellos otros, muy infrecuentes, en los que el tratamiento farmacológico no ha surtido efecto.

Existen diferentes métodos y técnicas, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes.

La inconveniencia de tratarse de un tratamiento quirúrgico con las implicaciones de riesgo de todo tipo que de ello derivan unido a su elevado coste y a los resultados extraordinarios obtenidos últimamente en el campo de la farmacoterápia, han relegado definitivamente estas intervenciones a casos contadísimos. No obstante en caso de necesidad, contamos con profesionales con muchos años de experiencia para su realización.

5.- Los medicamentos por via oral más conocidos son viagra, cialis y levitra.

La curación está entre el 70 y el 90% en los pacientes tratados.

6.- Con el microsupositorio (Musse) intrauretral

La efectividad ronda el 60% y produce mucho picor en la uretra.

impo1 impo2 impo3

<<Volver